...sólo lo mejor en puericultura!

 

Axkid Nextkid - El asiento elevador diseñado para crecer con tu hijo

Axkid Nextkid es un asiento elevador con respaldo alto, seguro y cómodo, diseñado para crecer con tu hijo y encajar perfectamente en tu coche. Con sus protecciones laterales extensibles en 4 pasos, reposa cabezas ajustable y su suave tejido premium, proporciona la máxima comodidad y seguridad para tu hijo hasta los 150cm.

Asiento Elevador con respaldoDesde 100 a 150 cm y de 4 hasta 12 años de edad

Diseñado para crecer con tu hijo: Diseño adaptable y flexible con protecciones laterales independientes para adaptarse a las necesidades de tu hijo, sillas de coche adicionales o pasajeros

Cómoda Instalación: Instalación guiada con cinturón para el niño y anclajes ISOFIX

Sistema Duerme Bien: 4 posiciones de reclinado y ángulo de respaldo flexible para un ajuste perfecto a tu hijo y tu automóvil

¿Por qué usar un asiento elevador con respaldo alto?

Un asiento elevador con respaldo es el siguiente paso después de que a tu hijo se le haya quedado pequeña la silla a contramarcha, pero aún es pequeño para viajar sólo con el cinturón de seguridad del coche.
Un asiento elevador con respaldo ayuda al niño a sentarse en la posición correcta para beneficiarse del sistema de seguridad del coche y proporciona protección adicional para la cabeza y el cuello.

Importante: Ten en cuenta que, aunque Nextkid está homologada a partir de los 100-105 cm, Axkid recomienda que tu hijo vaya a contramarcha el mayor tiempo posible. Preferiblemente, hasta los 125 cm.

¿Cuándo está mi hijo preparado para un asiento elevador?

Cuando se trata de la seguridad de los niños en el automóvil, los padres deben tener en cuenta cada etapa del crecimiento y desarrollo de su hijo. Una de las decisiones más importantes que deben tomar los padres es cuándo deben pasar de una silla de auto a contramarcha a un asiento elevador con respaldo alto. Un asiento elevador con respaldo alto es un elemento de seguridad esencial para los niños y los padres deben tener en cuenta varios factores, como el peso, la altura y la edad del niño.

Se recomienda que los padres mantengan a sus hijos en un asiento de seguridad orientado hacia atrás el mayor tiempo posible y que pasen a un asiento elevador sólo cuando el niño haya superado los límites de altura y peso del asiento de seguridad. Lo ideal es que el niño vaya en sentido contrario a la marcha hasta los 6-7 años.

Especificaciones técnicas 

Talla homologada:  100-105 cm 

Alcance: De 4 a 12 años

Normativa: R129 (i-Size)

Tipo de Instalación: Instalación guiada con cinturón para el niño y anclajes ISOFIX

Características principales 

Sigue estas pautas para asegurar que el asiento elevador se adapta correctamente al niño:

1. Permanece a contramarcha durante el mayor tiempo posible: Los pediatras y expertos en seguridad recomiendan que los niños permanezcan orientados hacia atrás el mayor tiempo posible. Las sillas de seguridad orientadas a contramarcha protegen la cabeza, el cuello y la columna vertebral del niño en caso de accidente. Esta posición es especialmente importante para los bebés y los niños de hasta 6-7 años, cuya cabeza representa un porcentaje más significativo de su peso total.

2. De espaldas al asiento elevador: Cuando el niño está preparado para un asiento elevador, es fundamental asegurarse de que está sentado correctamente. El niño debe sentarse con la espalda pegada al asiento, sin encorvarse ni inclinarse hacia delante. Esta posición ayuda a que el asiento elevador proporcione la protección adecuada al niño en caso de accidente.

3. Flexión de las rodillas en el borde del asiento: Las rodillas del niño deben doblarse en el borde del asiento. Si las rodillas del niño no pueden doblarse, el asiento es demasiado profundo y puede no proporcionar la protección adecuada en caso de accidente. Es posible que los padres deban considerar la posibilidad de permitir que el niño permanezca más tiempo en sentido contrario a la marcha o, en caso necesario, elegir un asiento elevador con una zona de asiento menos profunda para el niño.

4. Colocar el cinturón subabdominal en  la parte superior de los muslo, no sobre el vientre blando: El cinturón subabdominal debe quedar por encima de los muslos del niño, no sobre su vientre. Esta posición garantiza que las caderas y la pelvis del niño, más resistentes que su abdomen, absorban la fuerza de un choque.

5. Cinturón de hombro entre el cuello y el hombro: El cinturón de hombro debe quedar bien ajustado entre el cuello y el hombro del niño, sin tocar su cuello ni deslizarse por su hombro. Si el cinturón de hombro no se ajusta correctamente, es posible que los padres deban elegir un asiento elevador con cinturón de hombro ajustable.

6. Sentarse correctamente: El niño debe sentarse erguido en su asiento elevador, sin encorvarse ni jugar con el cinturón de seguridad. Si el niño no está sentado correctamente, es posible que no esté adecuadamente protegido en caso de accidente.

Diseñado en Suecia

Axkid Nextkid está diseñado en Suecia con la seguridad como máxima prioridad. Su diseño compacto permite instalar tres sillas en fila, siendo perfecta para familias con varios niños.

AXKID Nextkid